Sé parte de la familia verde

aqui

El chingui y el extra-terrestre: Plagio o casualidad?

julio 11, 2014 8:28 am Publicado por: Deja tus comentarios

ET

Por Carlos “Chingui” Méndez S.

Ahora que por el caso de Baldizón (candidato a Presidente de Guatemala) el tema del plagio está en boca de todos, recordé una historia simpática de mi vida. Mientras la lees, sugiero hacerte compañía con la siguiente pieza musical, quizás ayuda a hacer más interesante la lectura. He aquí el tema de ET: Escuchar soundtrack.

Cuando yo tenía 14 años leí El Extraterrestre (ET) de Melissa Mathison. Y si lo admito, era de esos adolescentes raros que leían el libro en vez de ir a ver la película! Sin embargo, he de decir, que también fui a ver la película y como 5 veces. El asunto es que la historia me enganchó inmediatamente. Por X o Y motivo, me gustó mucho, y fue a tal punto que, a esa temprana edad, decidí escribir mi primer libro. El tema del libro fue ET-2, es decir, escribí lo que esperaría llegara a ser la continuación de la película de Steven Spielberg.

Una vez había escrito el libro, decidí que tenía que encontrar alguna forma de hacérselo llegar a Spielberg. Como no tenía la menor idea de cómo conseguir su dirección (en esa época no habían celulares, ni e-mail, ni redes sociales!), se me ocurrió escribir a revistas donde usualmente salía él. Por ejemplo, mandé una carta a la revista Vanidades, y a otras contando que había escrito una continuación de ET y que quería mandársela a Spielberg. Suena chistoso, pero en serio, lo hice.

Mi sorpresa fue que varios meses después conseguí respuesta y me proporcionaron una forma de contactar a Spielberg. Me puse manos a la obra, y le mandé mi guión. De nuevo, otros meses después me llegó una carta de un tal Pat Young (si no estoy mal, así se llamaba), que era el vocero de Spielberg. En la carta, me indicaba que por políticas de la empresa, ellos no aceptaban guiones no solicitados o algo por el estilo. Luego de ello, me quedé tranquilo que al menos había logrado respuesta!

Lo que viene a continuación es quizás la parte más interesante, pero para ello necesito contarles brevemente de qué se trata mi guión. A grandes rasgos, en mi historia, el planeta de ET está siendo atacado por unos Tulipanes que irradian luz por su interior, y ello está haciendo que el planeta de ET se esté muriendo. Esta calamidad lleva a ET de regreso a la tierra para hablar con Elliot para que lo ayude a recuperar su planeta. Elliot representa la amistad y nobleza y los Tulipanes el odio, y en esencia, uno contrarresta al otro. La matemática exacta de como funciona el asunto, no lo pensé muy bien, jaja, pero esa era la historia. El problema es que en su regreso a la tierra, la nave de ET tienen dificultades en la entrada y en vez de llegar con Elliot, se pierde. Allí aparece un personaje nuevo, y por supuesto, ese soy yo, que apoya a ET para buscar a Elliot. La historia tienen un final feliz, ya que el planeta de ET se salva y al final ET, Elliot, y Chingui se vuelven amigos. Por favor, recuerden que era adolescente y en mi cabeza la historia tenía sentido, jajaja.

El asunto es que muchos años después, amigos y familiares que conocían mi guión, me contaron que habían ido al parque de diversiones de Universal en La Florida, USA, donde había un juego que se llama la Aventura de ET, donde precisamente el planeta de ET se está muriendo y los visitantes tienen que ayudarlo a salvar a su planeta. Lo mas extraño es que a lo largo del juego hay unos seres sumamente similares a los Tulipanes de mi historia! El juego termina con una celebración en el Planeta de ET y un agradecimiento de parte de él para la audiencia.

La historia me sorprendió mucho, y años después viaje a Orlando a ver el juego y los elementos en común con mi historia son muy simpáticos. Nunca le di más vueltas al asunto, y admito que todo podría ser una gran casualidad, pero siempre que quedó la intriga. Lo que si, es que ese pequeño guión terminó siendo una parte muy simpática de mi vida. Por allí lo preservo aún, escrito en una máquina de escribir mecánica. Y aunque quizás me quedaré siempre con la duda, sí me queda el grato recuerdo de lo divertido que resulta el luchar por los sueños aunque a veces las cosas no salgan exactamente como uno hubiera querido! La situación me permitió experimentar mi libro a través de un juego mecánico, y en ese sentido, al menos ET tuvo la cortesía de darme las gracias.

Chingui vV


Categoría:

Este post fue escrito por: admin